Visión Estratégico Operativa 2026

  • EDUCAMOS GUIADOS POR EL EVANGELIO

    1.1 La obra marista evangeliza educando haciendo vida la premisa evangélica fundamental de la pedagogía del amor, el afecto, la ternura y la misericordia heredadas de Marcelino Champagnat y los primeros hermanos. En fidelidad a esto nos distinguimos porque las obras y comunidades educativas.

    1.2 Nuestras escuelas y obras de misión son espacios intencionados de aprendizaje donde promovemos sistemáticamente la construcción de conocimientos y el desarrollo de capacidades y valores, a partir del reconocimiento y respeto de la dignidad humana, que llevan al compromiso y al discernimiento de la vocación personal para la definición de un proyecto de vida orientado al bien común, la felicidad, la construcción de la comunidad eclesial; así como al respeto y cuidado de la vida y la Naturaleza.

    1.3 Orientamos nuestros procesos formativos a través de un Proyecto Educativo Pastoral construido desde un análisis de la realidad para generar transformaciones que den respuesta a las necesidades detectadas a nivel social, comunitario y personal, teniendo como referentes los valores del Reino, el carisma y la misión marista.

  • ARTICULADOS EN MÍSTICA DE COMUNIDAD

    2.1 Los colaboradores maristas, inspirados en la experiencia de La Valla, nos asumimos como Comunidad Educativa Local, insertos en una Comunidad Marista Global; por ello, nos organizamos mediante estructuras flexibles, congruentes, justas, colaborativas, participativas, propositivas y comunitarias; promoviendo el empoderamiento de las personas y el bien común.

    2.2 La Comunidad Educativa articula su intencionalidad y quehacer mediante su Proyecto Educativo Pastoral integrado desde la lógica de planeación estratégica, con programas actualizados, secuenciales y progresivos de los diversos ámbitos de formación para favorecer una gestión pertinente orientada a la educación integral de las personas, que responda a las necesidades y demandas socioculturales de la región.

     

     

  • POTENCIANDO EL PROTAGONISMO,EN ESPECIAL EL INFANTIL Y JUVENIL.

     

    3.1 Desde todas las instancias locales y provinciales, educamos hacia una ciudadanía activa, crítica, propositiva y corresponsable, garantizando y acompañando espacios, mecanismos y estrategias intencionadas y concretas de participación y protagonismo infantil y juvenil, como componentes indispensables de los procesos educativo-evangelizadores y de la Pastoral Juvenil Marista (PJM).

    3.2 Los educadores y colaboradores de las obras maristas: padres, maestros, personal administrativo, de apoyo y directivo, dando ejemplo a los estudiantes que acompañamos, asumimos nuestro propio protagonismo reflexionando y recreando el quehacer educativo-evangelizador en la vida de la comunidad educativa y el ámbito público.

  • TRABAJANDO DE FORMA SISTÉMICA,TEJIENDO REDES DE COLABORACIÓN.

    4.1 En la Provincia garantizamos el trabajo orgánico en la Misión educativo-evangelizadora, dirigiendo nuestras obras bajo Modelos de Gestión definidos, asumidos por todos, en los ámbitos académico, pastoral y administrativo.

    4.2 En las obras maristas trabajamos sistemática e integralmente los procesos de aprendizaje fundamentados en el modelo humanista social cognitivo o la propuesta de educación popular, como sustento teórico pedagógico que busca dar respuesta a las necesidades e intereses de los alumnos, integrando los contenidos con la vida, el ser con el hacer y la evaluación con el aprendizaje.

    4.3 En nuestra Misión sistematizamos y documentamos las prácticas educativas-evangelizadoras para que puedan ser evaluadas, compartidas y difundidas en diversos medios y aprovechadas como herramientas en la formación, sensibilización y retroalimentación de nuestro ser y quehacer.

     

     

  • HACIA UNA SOLIDARIDAD TRANSFORMADORA EN CLAVE DE INCLUSIÓN

    5.1 Nacidos de una experiencia de solidaridad (acontecimiento Montagne) intencionamos procesos educativos-evangelizadores que tengan como horizonte el modelo de solidaridad transformadora. Esto se hace posible desde la vivencia de la propia espiritualidad apostólica marista mediante la implementación de enfoques educativos transversales: el enfoque de derechos de los niñas, niños, adolescentes y jóvenes; la inclusión; el protagonismo y el buen vivir, concretados en el quehacer académico-pastoral y la gestión-administración institucional.

    5.2 A ejemplo de Marcelino, “nos entregamos por completo a la educación de los niños sea cual sea la situación en la que se encuentren”1 por ello diseñamos, operamos y colaboramos en proyectos específicos que busquen transformar las situaciones de injusticia personal y estructural.

    5.3 Las obras maristas proponemos experiencias progresivas y significativas de sensibilización y compromiso social por medio de programas concretos, elaborados con visión evangélica, que parten del análisis de la realidad, instrumentados dentro o fuera de la Comunidad Educativa y evaluados sistemáticamente.

    5.4 Todos los proyectos, programas y actividades en las obras maristas son planeadas y desarrolladas para hacer vida la inclusión y el respeto a la diversidad desde la participación y cooperación; permitiendo el empoderamiento de cada uno de sus miembros, acorde a sus aptitudes, habilidades y al servicio que presta.

    5.5 Nos comprometemos en la promoción, protección y defensa de los Derechos Humanos, especialmente, de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes, al interior y exterior de nuestras obras, como respuesta congruente a nuestra Misión.

  • CON PROPUESTAS SOSTENIBLES.

    6.1 Somos comunidades educativas que promovemos la urgente necesidad de transformar los estilos de vida actuales a otros que sean acordes con el respeto, cuidado y defensa de los derechos de las personas y la madre tierra; desde nuestras obras generamos y acompañamos programas provinciales y locales que tengan esta intencionalidad, dirigidos a los diferentes actores de nuestras obras y a otras personas interesadas.

    6.2 Como Provincia y como obras contamos con fuentes de financiamiento diversificadas, acordes a los lineamientos provinciales y autorizados por las instancias competentes, las cuales nos permiten hacer viable el sostenimiento, mantenimiento y crecimiento de nuestras obras, especialmente aquellas que por su naturaleza no son autosustentables, pero que nos permiten estar entre los niños y jóvenes menos favorecidos y más necesitados

    6.3 Los responsables de los diferentes niveles de la gestión de las obras desarrollamos y aplicamos diversas políticas internas: educativas, sociales, ambientales, estructurales, organizacionales y financieras, que fortalecen nuestro compromiso social y el cuidado de la casa común.

  • EN PERMANENTE RENOVACIÓN.

    7.1 Los programas de formación permanente para todo el personal, difundidos a nivel provincial o local; son orientados para hacer vida la pedagogía marista, consolidar la identidad y sentido de pertenencia, reflexionar sobre la realidad de nuestros niños y jóvenes y profesionalizar el quehacer como formadores y evangelizadores entre ellos.

    7.2 Seguros de que las personas son lo más importante, se torna imperativo contar con estrategias de acompañamiento, seguimiento, evaluación y retroalimentación a los colaboradores en la misión que ayuden a consolidar su vocación, su crecimiento personal y sus competencias profesionales inspiradas desde la pedagogía y espiritualidad marista.

    7.3 Fieles al pensamiento y actuación de Marcelino Champagnat, que pone al centro el mayor bien de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes, las obras educativas promueven la constante renovación de sus procesos educativos y favorecen el desarrollo del pensamiento crítico, creativo e innovador entre los miembros de la comunidad educativa.

    7.4 Las estructuras organizacionales y los estilos educativos responden a las necesidades y realidades emergentes de los niños y jóvenes por lo que son constantemente revisados, consciente y audazmente renovados de acuerdo los factores del contexto y de la propia obra educativa y fuera de ella.

     

  • Admisiones

    «La vida es un cambio permanente, pero también percibimos el valor de la estabilidad en ella. Así, la transformación y generación de nuevas realidades, ideas y experiencias se equilibra con las convicciones, estructuras y valores que enraízan en la vida y le dan un sentido.»  VEO, 2026

    Estamos en esperando que formes parte de nuestro proyecto.

    Más infomación en:
    informes@cmpmv.maristas.edu.mx                                                promocion@cmpmv.maristas.edu.mx

    Leer más

  • Actividades Extraescolares

    Con el fin de formar de manera integral a nuestros alumnos, se imparten clases fuera del horario normal. Se busca atender las necesidades de todos los jóvenes y niños, por eso que tratamos de ofrecer actividades variadas.

    Leer más

  • Administración

    Atendemos aclaraciones de pagos y emisión de facturas.

    Convocatoria para solicitud de becas: dar click en «leer más»

    Leer más

  • Admisiones
  • Actividades Extraescolares
  • Administración